• info@ruralia.com
  • +34 620 178 260

Santillana del Mar, uno de los pueblos más bonitos de España



Santillana del Mar no es solo uno de los municipios más bonitos de Cantabria, sino de toda España. Conocido como el pueblo de las tres mentiras – ni es santa, ni es llana, ni está en la costa –, era el pueblo preferido Jean Paul Sartre, prestigioso escritor francés que tiene el honor de haber renunciado al Premio Nobel, y que en su novela “La Náusea” no dudó en afirmar que “Santillana del Mar es el pueblo más hermoso del mundo”.

Una villa cantábrica que es de visita obligada si te encuentras de viaje por el norte de nuestro país, y que conquista a través de sus calles empedradas, sus casas señoriales y su arquitectura medieval histórica, que hacen que cada rincón de Santillana del Mar tenga un encanto especial.

Es ideal para pasar unos días de vacaciones, ya que aunque no es un pueblo demasiado grande, su cercanía con otros municipios como San Vicente de la Barquera, Torrelavega, Comillas o la propia Santander, hacen de Santillana un lugar ideal para hacer de cuartel general y descubrir algunos de los tesoros que ofrece Cantabria, disfrutando de unas vacaciones inmejorables.

 

En Ruralia contamos con exclusivas casas rurales en Santillana del Mar con las que podrás poner la guinda a tu viaje, permitiéndote disfrutar de una estancia inmejorable en un entorno privilegiado, contando con todas las comodidades que necesitarás. Nos adaptamos a tus necesidades y te ofrecemos lo que buscas, permitiéndote escoger entre casas rurales para parejas, casas para viajar con tus amigos o casas para disfrutar toda la familia, tú decides.

Y para terminar de convencerte y que no tengas ninguna duda de que será el viaje perfecto para tus próximas vacaciones, a continuación te vamos a mostrar qué ver en Santillana del Mar y vamos a destacar algunos de sus mayores encantos: la Cueva de Altamira, el Museo de la Tortura, la Colegiata de Santa Julia, la Plaza Mayor, etc. ¿Te los vas a perder?

 ¿Qué ver en Santillana del Mar?

 #1 – La Cueva de Altamira

 

La Cueva de Altamira es sin duda alguna el icono de Santillana del Mar, más allá de su arquitectura y de sus encantos. Situada a apenas dos kilómetros del casco antiguo, está considerada como la “Capilla Sixtina del arte cuaternario”, siendo una de las mayores manifestaciones artísticas del arte paleolítico en todo el mundo.

Una cueva con más de 13.000 años de historia, en la que grupos de cazadores hacían su vida diaria. Descubierta en 1868 por Modesto Cubillas, un modesto campesino, fue Marcelino Sanz en 1879 el que estudió las pinturas y los grabados rupestres pertenecientes a los periodos Magdaleniense y Solutrense, tal y como se ha demostrado con el paso de los tiempos.

La visita a la Cueva de Altamira supone un viaje en el tiempo hasta nuestros orígenes que no tiene desperdicio y que te recomendamos totalmente. Eso sí, es importante que obtengas las entradas con antelación, especialmente en temporada alta, ya que el acceso a la cueva está limitado a 8.500 visitantes anuales.

 #2 – La Colegiata de Santa Juliana

 

La Colegiata de Santa Juliana tiene un papel protagonista en Santillana del Mar, ya que a su alrededor se formó y creció la villa. Perteneciente al siglo XII, primero fue un monasterio construido para albergar las reliquias de Santa Juliana, que más tarde pasó a convertirse en colegiata, siendo una de las construcciones románicas, aunque con matices renacentistas y barrocos, más importantes de nuestro país.

Te encantará tanto por fuera como por dentro, y es que si accedes a ella podrás visitar su claustro, considerado como una auténtica joya del arte románico debido a la iconografía de sus capiteles.

#3 – Museo de la Tortura

 

El Museo de la Tortura es otra de las visitas obligadas que deberás realizar en Santillana del Mar. Fácil de encontrar, ya que cuenta con un esqueleto en su entrada, allí podrás observar algunos de los instrumentos de tortura, castigo, humillación y pena capital que se utilizaban durante la Inquisición Española, y también otros pertenecientes a la Alemania nazi.

En este museo se cuida hasta el más último detalle, tanto que quizá no sea lo más recomendable para visitar con niños o si eres una persona sensible, ya que te pondrán los pelos de punta.

Completamente originales, algunos de los instrumentos que encontrarás son la guillotina, la doncella de hierro, potros, garrotes, cinturones de castidad, etc.

 #4 – Zoo de Santillana del Mar


La visita que sí es apta para realizar con niños es la del Zoo de Santillana del Mar, calificado por ADENA como uno de los mejores de España y que se muestra como uno de los principales reclamos de Santillana.

A tan solo 10 minutos a pie del centro del municipio, se caracteriza por ser un zoo que apuesta por la conservación de animales en peligro de extinción, con más de 2.000 especies diferentes entre las que se encuentran tigres de Sumatra, panteras de las Nieves, leopardos, orangutanes, chimpancés, cocodrilos y otras que harán las delicias de los más pequeños, y también de los más mayores.

 #5 – Una vuelta por el casco antiguo y sus calles empedradas

 

Sin duda una de las sensaciones más agradables se dará paseando por el casco antiguo y las calles empedradas que caracterizan a Santillana del Mar. Comenzando por la Plaza Mayor, donde se encuentra el Ayuntamiento, la Torre de Don Borja y las casas del Águila y la Parra, pasear por las calles protagonizadas por casas de piedra con balconadas llenas de flores hará que sea inevitable sacar tu cámara de fotos.

Siéntate en una de las múltiples terrazas de lugares típicos que te encontrarás a tu paso y disfruta de un delicioso vaso de sidra y de algunas de las delicias

 #6 – Disfruta de la naturaleza

 

Santillana del Mar está situado en un entorno con una gran diversidad de flora y fauna, permitiéndote disfrutar de la naturaleza y de unos bellos paisajes sencillamente espectaculares.

Con una infinidad de rutas para realizar altamente recomendables, su cercanía a la costa cantábrica hace de Santillana del Mar un lugar todavía más especial, ofreciéndote la oportunidad de disfrutar de todos los encantos que ofrece el mar cantábrico.

Por todo esto y mucho más, Santilla del Mar es un destino idílico para disfrutar de tus vacaciones. No te arrepentirás, te lo garantizamos.