• info@ruralia.com
  • +34 620 178 260

Playa de Gulpiyuri: la playa que no tiene mar


Asturias cuenta con una serie de playas que son sencillamente espectaculares, y que hacen las delicias tanto de los propios asturianos, como de aquellos turistas que viajan al Principado con el objetivo de disfrutar de unos días de relax, en un entorno natural y sencillamente privilegiado.

Recientemente en este blog hablamos de la playa de la Vega, y hoy es el turno para la playa de Gulpiyuri. Una playa que la encontramos en el municipio de Llanes, y que sorprendentemente, recibe el agua del mar a través de una grieta subterránea.

Merece la pena verla con tus propios ojos, ya que es sin duda una de las playas más exclusivas que podemos encontrar no sólo en Asturias, sino en toda España. ¿Quieres saber más sobre ella? Pues continúa leyendo, te la mostramos de cerca y te contamos todo lo que debes saber sobre ella.

Un paraíso escondido en Llanes


Si eres una persona amante de las calas naturales, alejadas del marullo de la gente, de la ciudad y que poco tienen que ver con las playas convencionales, en la playa de Gulpiyuri te sentirás como si estuvieras en el paraíso.

Y es que la playa de Gulpiyuri no es la clásica playa llena de chiringuitos, hamacas y sombrillas, a la que vas a pasar todo el día, dorarte al sol durante horas y a dar largos paseos por la orilla. Si eso es lo que buscas, te recomendamos que busques otras opciones, que sin duda las hay.

Te interesa:

Ribadesella, un paraíso natural en pleno corazón de Asturias

Gulpiyuri es un lugar mágico escondido, que de hecho no puedes imaginar hasta que no lo ves con tus propios ojos. Una playa que desde el año 2001 está considerada como Monumento Natural, y en el momento en que la veas entenderás porqué.

Consiste en un agujero en medio de la montaña y recogido por el inconfundible verde asturiano, que está muy cerca del municipio de Llanes, concretamente, en la parroquia de Naves. Una playa situada tierra adentro, a unos cien metros de la costa, que tiene el suelo lleno de cavidades, que se han ido produciendo debido al efecto del mar sobre la roca.

La playa de Gulpiyuri no tiene desperdicio alguno, y es única en el mundo. Es una de las pocas playas que no tiene salida al mar, sino que recibe el agua a través de una grieta subterránea, por lo que si esperas quedarte mirando al horizonte o nadar hasta el fondo del mar, sentimos decirte que no será posible. Una grieta que durante siglos, también fue llevando la fina arena dorada que pone la guinda a una de nuestras playas preferidas de Asturias.

Con forma de semicírculo, cuenta con unos 40 metros de longitud aproximadamente, pero dada ubicación, no suele estar masificada, ya que además es todo un misterio desconocido por los forasteros. No olvides que es una playa para contemplar su belleza, su entorno y para disfrutarla.

¿Cómo llegar a la playa de Gulpiyuri?


Llegar a la playa de Gulpiyuri es fácil, pero te adelantamos que tendrás que andar alrededor de un kilómetro para llegar hasta ella, por lo que te recomendamos que cuando la visites, vayas equipado con calzado cómodo. Seguro que ahora entiendes un poco mejor porqué no es una playa de hamacas y sombrillas.

Se encuentra al norte de la parroquia de Naves y al oeste de la playa de Santolín, y la tendrás a apenas 10/15 minutos en coche desde una de nuestras casas rurales en Llanes, una de las mejores opciones para disfrutar de una estancia idílica y contemplar esta preciosidad hecha playa.

Por la autovía, toma la salida hacia Naves. Verás que hay una rotonda, y justo antes de llegar a ella, una pequeña bifurcación de tierra hacia la derecha, que tendrás que coger para ir hacia la playa. Estate atento, ya que no tiene demasiada visibilidad y está algo escondida, por lo que si vas muy rápido, es posible que te la acabes pasando.

Verás que el camino tiene una gran pendiente cuesta abajo, por lo que lleva cuidado. Después deberás girar a la izquierda, encontrándote con la zona de aparcamiento. No es demasiado grande, por lo que en temporada alta, podría estar completo. En ese caso, tendrías que ir andando desde Naves, por lo que el paseo sería bastante más largo.

Allí, encontrarás un pequeño sendero con indicaciones, el cual tendrás que seguir durante un kilómetro aproximadamente. Una vez recorrido ese camino, que te llevará entre 5 y 10 minutos, habrás llegado. Ah, recuerda llevar cámara de fotos, porque querrás inmortalizar ese momento.