• info@ruralia.com
  • +34 620 178 260
  • Login

Palacio de Sobrellano en Comillas, un lugar de visita obligada si viajas a Cantabria


Cualquier época del año es buena para viajar a Cantabria por todo lo que tiene que ofrecerte. Y es que aunque al pensar en Cantabria lo primero que nos viene a la cabeza son los bellos paisajes y la naturaleza, lo cierto es que tiene mucho más para ofrecernos.

Con una amplia variedad de pequeños pueblecitos de cuento situados a la orilla del mar Cantábrico, que te permitirán adentrarte en el corazón de Cantabria, conocer su historia y disfrutar de su gastronomía y cultura, uno de los que más destaca es Comillas, donde nos encontramos con el Palacio de Sobrellano, un lugar de visita obligada que no te puedes perder durante tu viaje por el Norte de España.

Porque si quieres ver algo más durante tu viaje que espectaculares playas naturales, paisajes de ensueño y montañas de película, debes marcar el Palacio de Sobrellano en rojo en tu itinerario, y a continuación te vamos a contar por qué.

Te interesa:

Comillas, paraíso cántabro para disfrutar toda la familia.

¿Qué es el Palacio de Sobrellano y por qué no deberías perdértelo?


El Palacio de Sobrellano se encuentra en Comillas, y es uno de los monumentos históricos más importantes de Cantabria. Construido en el año 1888 por el prestigioso arquitecto catalán Joan Martorell, se trata de un grandioso palacio de estilo gótico con influencia veneciana, que en su interior guarda muebles originarios de Antonio Gaudí y pinturas de Eduardo Llorens, mientras que en el exterior nos encontramos con esculturas de Joan Roig.

Además, junto al palacio podemos ver una espectacular capilla – panteón también de corte gótico, que sin duda aportará un valor añadido muy a tener en cuenta durante tu visita.

El Palacio de Sobrellano de Comillas puede presumir de ser el primer edificio de nuestro país en utilizar luz eléctrica, lo que sin duda se muestra como una prueba de la importancia que tenía, y que todavía mantiene en la actualidad. De hecho, se mandó instalar la luz eléctrica debido a la visita de los Reyes de España.

Sin duda es uno de los principales reclamos de Comillas, que se ha situado como uno de los pueblos más populares y más visitados de Cantabria, gracias entre otras muchas cosas a este Palacio de Sobrellano.

Un palacio de película

De visita obligada para los amantes de la arquitectura de estilo gótico, el Palacio de Sobrellano también es una referencia para los amantes del cine, ya que por su belleza y estilo gótico ha aparecido en diferentes películas del cine español:

  • La Residencia (1969).
  • Vera, un cuento cruel (1973).
  • Sexykiller (2008).
  • La herencia Valdemar (2009).
  • Fuga de cerebros 2 (2011).
  • Altamira (2016).

¿Cómo visitar el Palacio de Sobrellano de Comillas?


Si quieres visitar el Palacio de Sobrellano, te recomendamos que aproveches tu estancia en el municipio de Comillas. En la actualidad el palacio es propiedad del Gobierno de Cantabria y se utiliza principalmente como museo, aunque también actúa como sede de los cursos de la Fundación Comillas y de diferentes exposiciones a lo largo del año.

Su entrada es totalmente gratuita, permitiéndote visitar la zona del vestíbulo, salón de billar, comedor, salón de recibimiento y la zona del museo.

Para que disfrutes de la máxima comodidad durante su visita, en Ruralia ponemos a tu disposición nuestra amplia selección de casas rurales en Comillas, que además de estar situadas a escasos minutos del Palacio de Sobrellano, estarán perfectamente equipadas con todas las comodidades para que puedas disfrutar aún más de tu viaje.

Disponemos de una gran variedad de alojamientos que se adaptarán a tus necesidades y a las de tus acompañantes, pudiendo escoger entre diferentes capacidades para que disfrutéis del máximo confort.

Y si quieres más, no dudes en darte una vuelta por nuestras casas rurales en Cantabria, donde encontrarás diferentes alojamientos repartidos por algunos de los lugares más emblemáticos como Santillana del Mar, Torrelavega, Suances o Miengo entre otros.

Ya lo sabes, si viajas a Cantabria y no quieres perderte nada, reserva una tarde para visitar el Palacio de Sobrellano. No te arrepentirás.