• info@ruralia.com
  • +34 620 178 260
  • Login

Acantilados de Tereñes: Uno de los yacimientos de huellas de dinosaurios que no te puedes perder


Si estás programando tu próximo viaje a Asturias, son muchos los lugares que te habrás propuesto visitar, pero desde Ruralia te recomendamos que guardes un hueco para acudir a los acantilados de Tereñes. No te los deberías perder, especialmente si en tu viaje te acompañan los más pequeños.

Los acantilados de Tereñes se encuentran en un pedrero de Tereñes, muy cerca de Ribadesella, y destaca por ser uno de los yacimientos de huellos de dinosaurios más importantes de nuestro país, en el que podrás observar un sinfín de huellas de estos reptiles ya extinguidos, que te transportarán hacia el pasado.

Te interesa:

Visita el Museo del Jurásico de Asturias (MUJA) y vive una experiencia inolvidable.

Entre los elementos más importantes que ofrecen los acantilados de Tereñes, destaca que en diferentes zonas puedes observar numerosos grupos de icnitas que evidencian un desplazamiento en grupo de los dinosaurios. De hecho, se pueden apreciar rastros de empujones de un dinosaurio a otro.

Por las huellas existentes, también se aprecia que en los acantilados de Tereñes vivieron Saurópodos, que eran un infraorden de dinosaurios sauropodomorfos herbívoros y cuadrúpedos.

¿Cómo llegar a los acantilados de Tereñes?


Si te alojas en una de nuestras casas rurales en Ribadesella el acceso a los acantilados de Tereñes es muy sencillo, puesto que únicamente tienes que tomar la carretera que va hasta la playa de Santa Marina, durante un kilómetro.

Después simplemente tienes que continuar por la carretera hasta llegar a un cruce de caminos, donde deberás girar hacia la izquierda. Allí te encontrarás un panel explicativo que te mostrará el camino que debes seguir para llegar al yacimiento. A partir del panel, tomarás una pequeña y estrecha carretera cuesta abajo durante una distancia aproximada de 200 metros.

Llegado a este punto tendrás que dejar el coche aparcado en el parking habilitado que encontrarás, para iniciar un camino hacia la derecha que te llevará hasta los acantilados, finalizando sobre una pasarela metálica en el que encontrarás diferentes señales que te indicarán la presencia de las huellas de dinosaurios.

Visita a los acantilados de Tereñes


Una vez en los acantilados de Tereñes, el yacimiento se divide en cinco zonas diferentes, de este a oeste.

Nosotros te recomendamos iniciar la visita por la zona de huellas al este del yacimiento, donde deberás recorrer unos 400 metros a través del pedrero. En cualquier caso, a continuación te vamos a mostrar las diferentes zonas del yacimiento para que puedas marcar tú mismo tu propio itinerario.

Zona 1

La zona 1 está situada en la zona más oriental del yacimiento, a unos 80 metros de las escaleras aproximadamente, sobre un estrato de arenisca calcárea de color gris claro, inclinado ligeramente hacia el mar.

En esta zona encontrarás rastros de dinosaurios bípedos, y desde aquí te adelantamos de que las huellas mejor conservadas se encuentran en la zona inferior del estrato, aunque suelen estar cubiertas de arena o algas verdes.

Zona 2

La zona 2 está situada entre la escalera y la zona 1, y se trata de una zona compuesta generalmente por arenisca margosa grisácea irregular, en la que podrás observar huellas de ornitópodos y terópodos.

Las huellas de ornitópodos forman cuatro rastros paralelos, mostrando un desplazamiento en grupo de los dinosaurios e incluso empujones de unos a otros, como ya hemos comentado. Por otro lado, las huellas de terópodos forman un rastro de cinco huellas.

Zona 3

Por otro lado está la zona 3, situada al oeste de la escalera de acceso al pedrero, a una distancia de 90 metros aproximadamente.

Para llegar hasta ella hay que pasar por un pequeño entrante en el mar, extremando al máximo las precauciones. Allí encontrarás un estrato de arenisca margosa gris, que puede estar cubierto por algas verdes.

Observarás un rastro de saurópodos formados por 16 contramoldes, así como una roca con grietas de desecación con dos huellas de terópodo.

Zona 4

La zona 4 está entre la zona 3 y el Peñón del Fornu, situada en un pequeño saliente del acantilado.

Consiste en una roca que pertenece a la Formación de Tereñes, y presenta grietas de desecación y dos huellas de ornitópodos. También podrás observar otras huellas tridáctilas de terópodos cerca del peñón, así como una huella de mano de saurópodo.

Zona 5

Y por último está la zona 5, y para llegar hasta ella es necesario rodear el Peñón, siendo necesario para ello que haya marea baja. Tendrás que caminar unos 150 metros, hasta llegar a un bloque de arenisca roja oscura que pertenece a la Formación Vega, donde encontrarás 17 contramoldes de icnitas tridáctilas.

Conclusión

En definitiva, si vas a viajar a Asturias o Cantabria y quieres hacer un completo itinerario por la costa cantábrica, no dudes en incluir tu visita a los acantilados de Tereñes. Y si todavía no tienes tu alojamiento, echa un vistazo a nuestra selección de casas rurales en Asturias. Tenemos la casa perfecta para ti y para los tuyos.